Macri tensa la cuerda y va al choque: ante las protestas, pidió a sus funcionarios más ajuste
Macri tensa la cuerda y va al choque: ante las protestas, pidió a sus funcionarios más ajuste

Pese al creciente rechazo a la política oficial, que amenazan con consolidar y potenciar peligrosamente el circuito ajuste-protesta-represión, Mauricio Macri instó a sus funcionarios a profundizar los recortes.

"No resolvimos cosas que aún nos ponen en una posición vulnerable. El Estado gasta en casi todas las áreas más de lo que tiene", fueron las palabras que instaron sus partidarios a insistir en la misma línea pese a poner en juego lo que aún queda de la paz social.

El Jefe de Estado pronunció estas palabras al hablar en el cierre del encuentro de la Mesa Nacional de Cambiemos realizado este viernes en Salta, donde estaba de visita y desde donde se refirió al veto de la ley que limita los tarifazos de los servicios públicos.

Entre los presentes había ministros, secretarios de Estado y otros destacados dirigentes de la coalición gobernante. Rogelio Frigerio, Fernando de Andreis, Carolina Stanley, Patricia Bullrich, Humberto Schiavoni, Francisco Quintana, Sebastian García de Luca, Gustavo Valdés, Ricardo Colombi, José Cano, Juan Manuel López y Maximiliano Ferraro fueron algunos de los participantes.

"Nos debemos un debate serio y decirle a la gente la verdad de las cosas que estamos haciendo mal para poder corregirlas, que es lo va a venir", sostuvo el primer mandatario. Luego insistió con su caballito de batalla y agregó que no se puede continuar con el actual déficit fiscal tras "setenta años de engañarnos y gastar lo que no tenemos".

En su intervención, el Presidente apuntó que "todos los países que tuvieron equilibrio y respeto por su ciudadanía crecieron mucho más que la Argentina" y manifestó que "con la verdad y recuperando ese elemento central que es la confianza, vamos a poder construir una Argentina justa y equitativa".

De este modo, el primer mandatario confirma que intentará seguir recorriendo el camino del ajuste, haciendo caso omiso al clima de rechazo que crece en la sociedad y a las protestas que se multiplican en las calles, que ya en muchos casos derivaron en episodios de represión, única respuesta que ha tenido hasta ahora el Gobierno ante los reclamos.