Mundo

Histórico apretón de manos entre Trump y Kim Jong-un

Ocurrió en Singapur, donde ambos iniciaron una cumbre sin precedentes. 

Un saludo sin precedentes
Un saludo sin precedentes

Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y Corea del Norte, Kim Jong-un, iniciaron este lunes en Singapur una cumbre sin precedentes y lo hicieron con un apretón de manos que ya está en la historia.

De pie delante de una hilera de banderas de sus países, ambos se saludaron con fervor al comienzo a la primera cumbre en una imagen imborrable que abre un proceso que, sin embargo, es de final con suspenso.

Luego del saludo, Trump y Kim pasaron a una sala contigua y celebraron una entrevista a solas de unos 35 minutos, en la que estuvieron acompañados sólo por traductores, según informó la agencia Télam.

El objetivo de la reunión es discutir la posible desnuclearización de Corea del Norte y el fin definitivo a la Guerra de las dos Coreas, que se desarrolló entre 1950 y 1953 pero continúa hoy con otras formas.

Estados Unidos y Corea del Norte han sido enemigos desde entonces, y la enemistad se agravó cuando el régimen comunista inició un programa nuclear que le permitió realizar seis ensayos nucleares desde 2006.

Antes de su entrevista privada, Trump, sentado junto a Kim en sendos sillones, dijo a periodistas que era un "honor" estar junto a su par de Corea del Norte, que ambos desarrollarán una gran amistad y que su cumbre será "un éxito tremendo", informó la cadena CNN.
"Tendremos una gran discusión", afirmó.

A su turno, Kim señaló que no había sido fácil llegar a la cumbre, pero que los dos países lograron superar "viejos prejuicios y prácticas que obraron como obstáculos" en su relación bilateral.

Seguinos