foto: redes
foto: redes

A casi tres semanas de comenzadas las tomas de varios edificios públicos por parte de los docentes y estatales de Chubut que exigen una reapertura inmediata de las paritarias, el gobierno provincial ofreció un incremento vergonzante del 2 por ciento y que además llegaría recién en octubre próximo. Además, sumarían un bono de 1.500 pesos.

El incremento significaría unos 200 pesos más por mes al sueldo básico.

"Se nos ríen en la cara los muy hijos de yuta", dijo al respecto una de las docentes que participa de las tomas. "Si no hay pan para el pueblo, no habrá paz para el gobierno", disparó.

Para colmo, "el gobernador Mariano Arcioni solo participó del final de la paritaria para decir que no hay plata, que van a seguir descontando los días de paro", agregó la maestra en huelga.

Los edificios tomados en Chubut
Los edificios tomados en Chubut

Los gremios consideraron "una burla" la propuesta y la rechazaron de plano, aunque dejaron en claro que el diálogo quedó abierto.

Del encuentro paritario participaron la ministro de Educación, Graciela Cigudosa; el secretario de Trabajo, Gerardo Gaitán, los subsecretarios de Trabajo, Carlos Arzan y de Economía, Carlos Damiano, entre otros. Por el lado de los representantes de los docentes, estuvieron presentes el secretario general de la ATECH, Santiago Goodman; Carolina Rubia por SADOP, y Gerardo Carranza por SITRAED.

En tanto, mientras se mantiene tomado el Ministerio de Educación, un grupo de docentes junto a representantes gremiales se dirigió anoche a la Casa de Gobierno para bloquear sus accesos. Sin embargo, en medio de un operativo policial, los funcionarios lograron salir por otro lado y evitaron a los trabajadores.