Algunas frases se pronuncian naturalmente, sin evaluar lo que implican. Le ocurrió este miércoles por la noche al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en su visita al programa A dos voces, que se emite por el canal TN.

En diálogo con el conductor Marcelo Bonelli, el funcionario esbozó el siguiente planteo: "Mauricio Macri es el dirigente con mejor imagen internacional que tuvo la Argentina como presidente en la historia contemporánea. Sin eso, es imposible que los accionistas del FMI hubieran apoyado a la Argentina con US$ 50.000 millones".

Para Dujovne es auspicioso que el presidente tenga una imagen que permita que al país le presten US$ 50.000 millones. No se plantea que es el mismo presidente que nos llevó a que sea necesario pedir prestados US$ 50.000 millones porque todas las variables económicas se le fueron de las manos a su gobierno.

El ministro deja en evidencia de esta manera una visión positivo del endeudamiento que va contra los intereses del país, y que lo empuja a una crisis de deuda que, como tantas otras veces, tarde o temprano desembocará en una salida abrupta de esas que siempre perjudican especialmente a los que menos tienen.

Lo bueno sería, entonces, contar con un presidente cuya imagen internacional hiciera innecesario el pedido de auxilio, en esta caso de US$ 50.000 millones, que hipoteca aún más el futuro de los argentinos.