La diputada oficialista Elisa Carrió quiso despejar dudas sobre una división en Cambiemos y terminó ninguneando a la UCR durante una chara en Entre Ríos.



“Si tuviera interés habría una interna. Yo no tengo interés en ningún cargo, en consecuencia la alianza está asegurada y los radicales van a hacer lo que les digamos”, lanzó al lado del diputado radical Atilio Benedetti mientras el público se reía.

Los radicales tienen que reconocer que están una ex miembro que los maneja desde afuera  ¡Es divino! No saben, es el mejor castigo por misóginos, nos mandaban a las convenciones a servir empanadas y ahora los manejo yo desde afuera”, agregó la líder de la Coalición Cívica.

Noticias relacionadas