El debate en el Senado por el aborto legal no está exento de polémicas y esta mañana la intervención del médico Abel Albino, titular de la Fundación Conin, dejó un reguero de declaraciones para levantar polvareda. Pero la que causó mayor indignación fue su temeria afirmación, falsa por demás, de que "el virus del sida atraviesa la porcelana".

"El profiláctico no la protege de nada. El virus del sida atraviesa la porcelana. Es 500 veces más chico que el espermatozoide. Entonces, el profiláctico no sirve absolutamente porque falla en un 30% de las veces del embarazo. Imagínense lo que puede pasar en el sida", afirmó el médico el medio de un alegato por la inutilidad de todos los medios anticonceptivos y hasta del sexo libre sin fines reproductivos.

Sus expresiones causaron la indignación de varios senadores presentes, entre ellos, de la senadora por Santa Fe, María de los Angeles Sacnun, que se lo hizo notar y de la también médica, Mabel Bianco, titular de Feim, quien se levantó se su asiento en repudio a las expresiones de Albino y se retiró del salón Illia de la Cámara alta.

Más temprano, el médico también había sostenido que "la vida es un derecho personalísimo, anterior al Estado" y le había sugerido a los senadores que "si ponen esto como ley, será una ley inmoral". "Ustedes, disculpen que les diga, van a tener las manos manchadas de sangre de esas criaturas", lanzó.

"Son seres humanos como nosotros, tiene derechos personalismos. Abortar es matar a un niño", agregó el médico.