Desde este miércoles 1 de agosto, el gobierno nacional aumenta entre 50% y 200% el trámite para sacar o renovar el DNI y el pasaporte en todo el país. La medida fue anunciada por el Registro Nacional de las Personas (Renaper), organismo encargado de emitir los documentos.

De esta manera, el Documento Nacional de Identidad pasa de $100 a $300. Según aclararon, el incremento no aplicará para personas sin recursos - que quedarán exentas del pago -, recién nacidos y aquellos que lo gestionen por primera vez. Tampoco correrá para quienes lo tramiten en el programa El Estado en tu Barrio.

El Renaper informó que el 98% de los ciudadanos ya cuentan con DNI digital, que tiene una vigencia de 15 años. "Más del 60 por ciento de los documentos que se tramitan son por renovación, pérdida, o cambio de domicilio", indicó el organismo.

En tanto, el pasaporte pasa de $950 a $1500 y continuará teniendo una validez de 10 años. Con esa suba, el Estado dejará de subsidiar la totalidad de su producción y envío.