Sobre la hora de cumplimiento del plazo perentorio fijado por la Justicia, el líder gastronómico Luis Barrionuevo devolvió las llaves de la sede nacional del Partido Justicialista.
 
Después de finalizada la polémica intervención del PJ, Barrionuevo entregó las llaves y los libros de actas y contables a las 13:26, cuatro minutos antes de que se agotara el plazo que le había fijado el Juzgado Criminal y Correccional Federal 1.
 

 
El reclamo planteado por las autoridades electas, encabezadas por José Luis Gioja, que habían sido removidas en primera instancia y que luego fueron repuestas en sus cargos el 2 de agosto, se consolidó con el regreso al edificio de Matheu 130.
 
Gioja estuvo en la sede del PJ para finalmente tomar posesión del inmueble, acompañado por una escribana que se encargó de supervisar un inventario. Por otra parte, Moyano y Gioja se reunieron en la sede de Camioneros, en el marco de las negociaciones para rearmar el frente justicialista.
 
 
Cabe recordar que la jueza María Romilda Servini de Cubría había dictado una polémica decisión de intervenir el partido el 10 de abril.