Los festejos en las calles de la India por el logro del histórico fallo. (Foto: twitter @MartinGomezCald)
Los festejos en las calles de la India por el logro del histórico fallo. (Foto: twitter @MartinGomezCald)

La Corte Suprema de Justicia de la India despenalizó este jueves la homosexualidad lo que representa una victoria histórica del colectivo LGBTIQ. De esta manera, la democracia más grande del mundo deja de condenar las relaciones sexuales entre personas del mismo género.

El tribunal declaró inconstitucional al artículo 377 del código penal de ese país que prohibía "cualquier relación carnal contra el orden de la naturaleza" y castigaba hasta con cadena perpetua a quienes mantuviesen relaciones sexuales con personas del mismo género. La ley databa de hace más de 150 años y había sido dictada por la colonia británica.

"La ley se había convertido en un arma de acoso contra la comunidad LGBT", declaró el presidente de la Corte Suprema, Dipak Misra. La sentencia puso fin a una batalla jurídica que duró más de 20 años impulsada por el colectivo LGBTQI de la India, que celebró la victoria en las calles. 

El fallo es histórico y representa un avance importante en el marco internacional ya que India es el segundo país más poblado del mundo

Un panel de cinco jueces del máximo tribunal había escuchado en julio los argumentos de los demandantes homosexuales, entre ellos varias celebridades, quienes consideraban que este artículo era contrario a la Constitución india.

Durante los debates, el gobierno nacionalista indio de Narendra Modi evitó tomar posición sobre el tema y dejó que la Justicia decidiera sobre la despenalización de la homosexualidad.

India se convierte así en el 124º Estado del mundo en el que las relaciones gays y lésbicas no son criminalizadas, según datos de la Asociación Internacional de Gays, Lesbianas, Bisexuales, Trans e Intersexuales (ILGA). El avance es fundamental a nivel internacional ya que se trata del segundo país más poblado del mundo (después de China) con 1.324 millones de personas.