Líder del espacio Red por Argentina, el diputado Felipe Solá aseguró que “en el PJ ya no hay línea divisoria” y aunque afirma que su objetivo es la presidencia, no descarta alianzas dentro del peronismo, incluida Cristina Kirchner.

Foto: Twitter @felipe_sola
Foto: Twitter @felipe_sola



En ese sentido, aseguro que “el puente con el kirchnerismo se hace por medio de la integración en el PJ”. Por eso argumentó: “Yo soy peronista y no me hace falta ser kirchnerista para acordar con el kirchnerismo”.

“Yo esperé a que aceptaran la incorporación de Héctor Daer para confirmar la mía, para que haya unidad y estemos todos abajo del paraguas”, dijo sobre la unidad en el justicialismo de la que tampoco excluyó al líder camionero Hugo Moyano. De cara a 2019 le dijo a La Nación que busca “un frente que postule un modelo básico de desarrollo, y que supedite todo lo demás a concretar ese modelo”.

“No soy kirchnerista. Fui opositor siete años”


Sin embargo rechazó hablar de una formula conjunta con la senadora por Unidad Ciudadana: “Mi objetivo es entrar en la carrera presidencial”. “No soy kirchnerista. Fui opositor siete años”, insistió y declaró que fue “moderado y a veces equivocado, pero opositor”.

También apuntó: “Ella se movió de una manera tal para que perdiéramos frente a Cambiemos”. Sin embargo matizó: “Vamos cambiando las posiciones de acuerdo con cómo cambia la Argentina. Las diferencias con Cristina están en el pasado más que en el futuro”.

“El puente con el kirchnerismo se hace por medio de la integración en el PJ”


“No tengo dudas de que hay corrupción en todos los gobiernos”, reconoció pero denunció que “el gobierno que pasó está ahora bajo una fuerte presión mediática, en etapa de investigación. Hay un uso político de esa etapa muy fuerte”.

Respecto a las medidas de mayor urgencia en caso de derrotar a Cambiemos en 2019, enumeró “un acuerdo de precios, salarios e inversión. Y renegociar los términos del acuerdo con el FMI”.

Solá busca “un frente que postule un modelo básico de desarrollo, y que supedite todo lo demás a concretar ese modelo”


Sobre el stand by con el organismo internacional advirtió que “es imposible ejecutar ese acuerdo sin destruir el futuro de millones de argentinos”. También denunció que como “la Argentina no está quebrada”, se trata de “una excusa de Cambiemos para no solucionar ningún problema”.