foto: archivo
foto: archivo

Cerca de un millón de personas viajaron durante el fin de semana largo por los centros turísticos del país y gastaron muy poco para los promedios esperables: 2.782 millones de pesos en total, cifra que quedó estampada en el 5,1 por ciento que cayeron las ventas en relación a hace un año.

Según datos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, entre el viernes 16 y el lunes 19 de noviembre viajó más o menos la misma cantidad de gente que en igual fecha de 2017.

La estadía media fue de 2,6 días y el gasto promedio por día y por persona rondó los 1.070 pesos, un 36,8 % superior al mismo feriado 2017, pero en vista del aproximadamente 40 por ciento de inflación en el mismo período, resultó poco.

"Un factor adicional que incidió en el bajo consumo de estas mini vacaciones fue que algunas aerolíneas comenzaron a cobrar adicionales, incluso por la valija de mano, monto que aumenta a medida que sube el peso. Eso hizo que la gente que se trasladó en avión sea particularmente cuidadoso en la compra de regalos y recuerdos del viaje", afirmó la CAME, que además puntualizó que los destinos más elegidos fueron la Costa Atlántica, Córdoba, Bariloche, Entre Ríos, Mendoza, Misiones, Salta, y el interior de la provincia de Buenos Aires que promocionó diversos festejos.