Foto: Facebook Horacio Ávila
Foto: Facebook Horacio Ávila

No es novedad que la ciudad de Buenos Aires está militarizada desde este jueves y hasta el domingo para resguardar la "seguridad" de las y los líderes del mundo que participan de la cumbre del G20. La ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, lo advirtió y aconsejó a la ciudadanía porteña que se fuera. "Estamos absolutamente preparados con muchísimas fuerzas de seguridad en la calle. Y vamos a hacer un operativo muy fuerte", prometió. Y cuando se trata de represión, el Gobierno de Cambiemos no hace asco.  

Pocas personas podrán tomar la recomendación de la funcionaria, otras deberán trasladarse para trabajar y las que puedan se quedarán en sus casas para evitar las múltiples restricciones vigentes de circulación y transporte. Pero hay una población que está directamente afectada por este evento y por todas las políticas de ajuste del macrismo: las y los sin techo

La organización Proyecto 7, fundada por gente que atravesó la situación de calle, se declaró en alerta hace unos ante una posible avanzada policial sobre quienes viven en la calle en el marco del foro de potencias mundiales. Este jueves, antes que el presidente de Francia Emmanuel Macron paseara por la Plaza de Mayo, la profecía se cumplió.

"Esto no es una cuestión de seguridad, lo que no quieren es que se vea la pobreza por el resto del mundo"

Una familia que hace seis meses rancheaba en las escaleras del Ministerio de Hacienda, que preside Nicolás Dujovne, fue corrida por trabajadores del Buenos Aires Presente (BAP), un dispositivo que tiene como objetivo asistir a la población en situación de vulnerabilidad. "Tienen que cerrar el barrio por el G20", le dijeron a Martín, su pareja y su bebé y les dieron como opción ir a un parador, de esos en los que dividen a las familias, los reciben a la noche y los echan al amanecer. "Trabajo de cartonero acá en el barrio y saco para comer, pero no llego a pagar una piecita. Además nuestra vida pasa acá porque cartoneo lo que tiran de las oficinas. Si nos vamos del barrio tenemos que empezar otra vez de cero, y no sé dónde podríamos juntar para la olla como acá", lamentó en diálogo con Télam. 

Horacio Ávila, referente de Proyecto 7 y del Centro de Integración Monteagudo, aclaró que no sólo fue el BAP. "Atrás pasó la policía y otras fuerzas expulsando a nuestros compañeros, con amenazas", denunció y contó otro caso: "Cerca de Casa Rosada a un compañero que no quiso abandonar su lugar, le rompieron el brazo con la macana".

Para Ávila "esto no es una cuestión de seguridad, lo que no quieren es que se vea la pobreza por el resto del mundo" y anticipó que el Monteagudo, el Centro de Integración Frida (donde habitan mujeres cis y trans) y el Ernesto Che Guevara estarán en alerta durante el G20.

La población sin techo en la Capital Federal asciende a 7.300 en toda la Ciudad, según el relevamiento realizado por las organizaciones sociales que trabajan con la problemática, un número que supera por lejos la cifra que maneja el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño, de tan solo 1091.

Teléfonos para denunciar 

La Defensoría del Pueblo, Proyecto 7 y la ong Red Puentes difundieron teléfonos para denunciar casos de avasallamiento a las personas en situación de calle durante los días que dure el megaoperativo de seguridad. 

Joaquín Ferreyra, que trabaja en el Consejo de Organizaciones Sociales de la Defensoría del Pueblo, explicó a Infonews que recibirán "denuncias y las articularán con el resto de las áreas de la Defensoría como la de Derechos Sociales, la de Vivienda, la de Violencia Institucional" para poder mediar si la situación lo requiere.

Los teléfonos son 15-5596-2643 (Defensoría del Pueblo), 15-5504-8678 (Proyecto 7) y 15-2347-1834 (Red Puentes).