El macrismo no soportó la excarcelación de Boudou y ahora presiona a la Justicia
El macrismo no soportó la excarcelación de Boudou y ahora presiona a la Justicia
La Unidad de Información Financiera presentó un recurso de casación contra la excarcelación de Amado Boudou por el caso Ciccone. Desde el ente dispararon que la intervención del Tribunal Oral 4 en la resolución constituyó "un acto viciado de nulidad de orden general".
 
La Unidad de Información Financiera es el organismo estatal encargado del análisis, el tratamiento y la transmisión de información a los efectos de prevenir e impedir el lavado de activos provenientes de una serie de delitos graves. Su titular es Mariano Federici, y es un ente que responde directamente al Poder Ejecutivo Nacional.
 
"Esta querella considera que la resolución dictada no se encuentra debidamente fundada (...), incurriendo en arbitrariedad manifiesta toda vez que arriba a conclusiones que no resultan de una derivación razonada del derecho vigente en relación con las circunstancias comprobadas de la causa", señaló la UIF en la presentación.
   
El pasado 11 de diciembre, Boudou recuperó su libertad con una tobillera electrónica y tras el pago de una caución de un millón de pesos.
   
La UIF se apoya en los argumentos del juez Guillermo Costabel, el único de los tres integrantes de la sala que votó en contra de liberar a Boudou. Gabriela López Iñíguez y Adriana Pallioti le otorgaron la excarcelación.
 
"Siendo la única parte acusadora que ha argumentado largamente en su alegato final respecto de los motivos por los cuales se consideraba necesaria la imposición de las penas junto con la inmediata detención de los acusados, llamativamente el Tribunal actuante no nos ha concedido las vistas correspondientes a esta incidencia", se quejó la UIF.
 
"No correr esa vista, es decir, impedir escuchar los argumentos de la única parte que solicitó la cautela personal en los condenados afecta, lisa y llanamente, la garantía constitucional del debido proceso", dijeron desde el organismo.
   
Boudou había quedado detenido el pasado 7 de agosto luego de que el mismo tribunal, pero con otra composición, lo condenara a cinco años y diez meses de prisión por la supuesta compra ilegal de Ciccone Calcográfica.