Isela Costantini tiene un aura especial dentro del universo Cambiemos. Dirigió Aerolíneas Argentinas acatando las órdenes de la Casa Rosada y siguiendo la línea neoliberal del Gobierno, pero su salida de la empresa estatal estuvo rodeada de recriminaciones por parte de los funcionarios nacionales porque no habría querido firmar despidos masivos ni avanzar en el vaciamiento que se sospecha está ocurriendo por estos días.

Sin embargo, su carácter rebelde dentro del esquema conservador del macrismo no asoma al momento de plantarse ante la lógica del patriarcado.

"Si uno quiere ser respetado profesionalmente... y, bueno, hay que ir vestido para eso. Si te pusiste el escote, hacete cargo de lo que va a generar", escupió en diálogo con la señal LN+.

"La insinuación es parte de un juego de la sensualidad. Obvio que uno no quiere salir a la calle y que le estén chiflando. Me pasó el otro día. Me silbaron a las once y media de la noche. Tenía tacos, medias finas. Es una sensación muy fea. No estaba vestida como para que llame la atención", agregó.

Ante esa afirmación, hasta su entrevistador, el ultraoficialista Pablo Sirvén, se sorprendió y fue más allá.: "Entonces,parafraseando a Nicolás Repetto ¿Recomendás no-escote, no-pollera corta?". Sin pestañar, la exfuncionaria disparó: "Y... depende si querés vender algo".