Apareció ahorcado el femicida de la mujer embarazada de Entre Ríos
Apareció ahorcado el femicida de la mujer embarazada de Entre Ríos
El acusado por el femicidio de la joven embarazada en Entre Ríos, apareció ahorcado en un baño de la Alcaidía, en la Jefatura de Policía, donde estaba detenido.
   
Se trataba de Jesús Sánchez, de 38 años, quien iba a ser trasladado a una audiencia de imputación por la muerte de su pareja, Jésica Riquelme, de 26, quien estaba embarazada de siete meses, y cuya beba pudo ser salvada por los médicos, aunque se encuentra en grave estado.
   
Sánchez se habría suicidado utilizando unas vendas que le pidió prestadas a otro detenido y se ahorcó cuando solicitó permiso para ir al baño.
   
Jésica fue asesinada este sábado. Murió antes de ingresar al hospital Justo José de Urquiza. Fue muerta tras recibir un fuerte golpe en la cabeza, se presume propinado por Sánchez.
 
Los médicos lograron salvar a la nena a través de un cesárea de urgencia. Quedó internada en estado delicado ya que estuvo al menos tres horas sin oxígeno por la muerte de su mamá.
 
Según versiones por parte de la familia, Jésica murió por un derrame cerebral causado por un golpe que recibió en la cabeza, presuntamente con un martillo.
   
Trascendió que agonizó en la casa, con el marido al lado. "Eso es lo que me dijo la doctora que le hizo la autopsia", dijo Ramón, primo de la víctima, y agregó que "cuando Jésica dejó de respirar, recién ahí trató de avisar a los familiares".
 
Sánchez había sido denunciado el 24 de noviembre, fecha desde la cual tuvo una perimetral impuesta por la justicia. La beba tiene un pulmón lastimado y derrame cerebral a causa de la falta de oxígeno.