Lisa Giménez: "Nuevos modelos familiares dónde el género responde a las individualidades"
Lisa Giménez: "Nuevos modelos familiares dónde el género responde a las individualidades"

Mientras Fannie Sosa nos mete en "su casa" y comparte imágenes en “Necesito esto en mi vida”, donde la artista cuestiona el estererotipo del Patriarcado de "la idea de placer" de la mujer, en esas salas de Proa, Lisa Giménez es más atrevida y se mete en la casa de los otros, todo para registrar los cambios en la idea de "la familia tradicional".

Giménez  con una gran trayectoria en las artes visuales, donde obtuvo el gran Premio Adquisición en el Salón Nacional de Artes Visuales en la categoría Nuevos Soportes e Instalaciones en el 2009, nos invita a entrar a las casas de familias homoparentales, otras donde la jefa del hogar lleva con orgullo su lucha y más allá de los modelos tradicionales lo que importa es el vínculo. Todo bajo la filosofía de Walter Benjamín.

LIsa Giménez, también factótum de Walter (Casa Para Artistas) reducto creativo y de producción estética de Palermo,  accedió a contestarnos sobre su trabajo y los planes artísticos para el 2019.
 

 Infonews: La serie de fotografías que se presentan en Proa: ¿Cómo fueron surgiendo?

Lisa Giménez: La serie surge de la relectura del artículo de Walter Benjamín “Pequeña historia de la fotografía” (1931). De éste tomó el título Inconsciente óptico y la idea de hacer posar un largo rato a los modelos intentando rescatar la solemnidad de ese estar en la pose de los principios de la fotografía.

Walter Benjamín escribió:  "El procedimiento mismo inducía a los modelos a vivir no fuera, sino dentro del instante; mientras posaban largamente crecían, por así decirlo, dentro de la imagen misma y se ponían por tanto en decisivo contraste con los fenómenos de una instantánea…".

Después de varios intentos, encontré un dispositivo posible: si bien el disparo es de 1/2 segundo, hice posar a los modelos durante 20 minutos, haciendo de esta captura ya no un instante, sino una experiencia habitada de esa relación.

Todo ese resto es lo que Benjamin llamó inconsciente óptico. A diferencia de los retratos pintados que comienzan y terminan en la voluntad de un autor, la fotografía nos enfrenta a "algo nuevo y singular".

"A pesar de toda la habilidad del fotógrafo y por muy calculada que este la actitud de su modelo el espectador se siente irresistiblemente forzado a buscar en tal fotografía la chispita minúscula de azar, de aquí y ahora, con la que la realidad ha chamuscado por así decir su carácter de imagen", sostenía Benjamín.

IN: Compartis con Sofia Mañan el espacio de fotografia, ¿Cómo se insertan las obras en el contexto de los videos de la Whitechappel?

LG: A diferencia de los retratos del siglo XIX, donde las tipologías compositivas respondían a una clasificación a priori de los roles al interior de la familia burguesa, en Inconsciente óptico la pose responde a la singularidad del vínculo; el resto permanece neutro. En este sentido, se manifiesta una deconstrucción de los arquetipos tradicionales en busca de los nuevos modelos familiares dónde el género responde a las individualidades que componen ese núcleo.

IN: Contanos cómo fue el pasaje desde tu estudio abierto a exponer en Fundación Proa?

LG: Inconsciente óptico es una serie que comenzó en el 2013 y que consta de fotografías y videos. Desde el principio tuve la oportunidad de que sus imágenes fueran exhibidas en diferentes circunstancias (muestras, premios, ferias) aquí en Buenos Aires y también en el exterior (SWPA, Sony World PhotographyAwards. Somerset House, Londres). A finales del 2018, una de ellas estuvo exhibida en el 107º Salón Nacional de Artes Visuales (CNB, Casa Nacional del Bicentenario).

IN: Tu espacio "Walter Casa Para artistas",  ¿qué tiene programa para el 2019?

L.G: Profesionalmente me dedico hace 13 años casi en exclusividad a la fotografía de obra y el diseño páginas webs junto a mi socio y gran amigo Daniel Duhau.

Hace poco más de un año, decidimos abrir nuestro espacio de trabajo para compartir actividades con otros artistas al que llamamos Walter. casa para artistas.

Walter es una casa para albergar propuestas, ideas, saberes de artistas que quieran compartirlos con otros artistas. Walter desea convertir necesidades en herramientas, posibilidades. Walter imagina estos procesos de intercambio como cadenas moleculares, como enlaces iónicos donde la fuerza de atracción entre valencias diferentes conforma algo más grande.Una identidad que se va constituyendo a medida que crece y se transforma en el común acuerdo.

Walter proyecta su sostén en términos colaborativos, no la riqueza como acumulación sino como lo que se genera en la constante reversibilidad del dar y el recibir. Un espacio de pertenencia compartido es menos un lugar que la oportunidad de reapropiarnos de tiempo

En la casa se realizan cursos cortos y seminarios de arte que abordan temáticas contemporáneas; talleres para el aprendizaje de diversas disciplinas y técnicas; clínicas de obra enfocadas a la producción y la gestión.

Todos ellos dictados por artistas, curadores y teóricos del ámbito local.Además, Walter abre las puertas de su casa para alojar proyectos, muestras, presentaciones y charlas que nos permitan enriquecer y generar nuevos vínculos dentro de la comunidad artística, así como también desarrollar un clima de reflexión, intercambio y pensamiento crítico respecto a nuestras producciones y los contextos donde se desarrollan.Se sitúa en el corazón de Palermo.

Para el 2019, tenemos el siguiente programa de exhibiciones, desde 19 de febrero: La flecha y la mochila, de Adriana Carambia y Daniel Duhau con curaduría y texto de la casa, Luego llega el 16 de marzo: Jorge Sarsale (pinturas).

El 23 de mayo: Andrés Blasina y Alejandro Tosso (fotografía) con curaduría de Marcelo Pellisier, el  2 de Agosto: Intemperie, muestra colectiva curada por Constanza Chiappini y Gonzalo Maggi. El 22 de octubre: Julián De La Mota, Laura Bettini, Wálter Álvarez (dibujos) con curaduría de Marcelo Pellisier.