Los trabajadores de la agencia de noticias ANSA se manisfestaron frente al anuncio de despidos masivos por parte de la empresa. La filial con mas de 60 años en el país es la cabecera central de ANSA-Latinoamérica.

El anuncio, que afectaría a más de la mitad de la planta e incluye amenaza de cierre definitivo, fue formulado vía telefónica el lunes 11 de febrero por el jefe de Recursos Humanos de ANSA Roma, Massimo Blasi, y ratificado al día siguiente por la representación legal de la agencia en Buenos Aires.

En un comunicado los trabajadores manifestaron su preocupación y total rechazo a la medida de ajuste que incluye retiros "voluntarios" o directamente el despido y anunciaron su estado de Asamblea Permanente.