Rodrigo Romero como Rodrigo Bueno en "El potro"
Rodrigo Romero como Rodrigo Bueno en "El potro"

La exesposa de Rodrigo Romero, actor que saltó a la fama por su interpretación de Rodrigo "El potro" Bueno en cine, lo denunció por abuso sexual y violencia de género.

Macarena Vega, madre de dos de los tres hijos del cordobés, había relatado en enero último ante la Justicia que fue víctima de golpes y amenazas de muerte durante los seis años que estuvieron en pareja y que había solicitado una medida perimetral para resguardar su vida.

En los últimos, días, según salió a la luz en las últimas horas, la mujer amplió su denuncia ante los tribunales de Río Cuarto, Córdoba, donde habrían sucedido los hechos.

Según su testimonio, una noche de junio de 2016, luego de maltratarla y pegarle, el actor la violó en el garage de su casa.

Tal como consta en la denuncia, el hecho se inició cuando Romero encontró mensajes en Facebook de parte de un hombre a su entonces pareja.

"Primero le tiró mate caliente en la cara, la llevó al baño y la metió en la ducha fría. Después la llevó a la pieza, propinándole golpes de puño en la cara. La sentó sobre la cama y, mientras él fumaba, la quemaba con el cigarrillo entre las piernas. Luego se despertó su hijo mayor y la llevó a una galería donde hay una ventaja con rejas y, en presencia de su hijo, la quiso ahorcar con una bufanda manifestándole que era una mala madre y que no servía para nada, que era una put… y que se tenía que morir", describió la periodista Andrea Taboada, quien accedió al expediente del caso.

"Su hijo empezó a llorar y ella pudo llevar al niño a la habitación para que se pudiera dormir. Después la siguió golpeando con patadas en las piernas y la hizo acostarse en un colchón en el piso porque le decía que era una put… sucia. Al día siguiente empezó a golpearla nuevamente con el cinturón y la volvió a quemar con el cigarrillo. Después la llevó al patio de la vivienda y le pegaba la cabeza contra la pared", continuó.

"Esto pasó a la noche. Después se acostó con su hijo y cada diez minutos se hacía presente el denunciado y prendía un encendedor y la amenazaba manifestándole que la iba a prender fuego. El domingo se presentó su suegra y comenzaron a tomar mates. Ella le preguntaba qué había pasado porque los notaba raros. Romero le manifestó a su madre que ella (por Vega) se había mandado un moco y le había encontrado en el celular mensajes de un chico. Su suegra le preguntaba por qué le había hecho eso a su hijo. Romero le pegó en la cara contra la pared y su suegra no dijo nada", amplió.

Taboada adelantó que será testigo en la causa. Luego de eso, continuó con el texto: "Ella (por Vega) dijo que ante la golpiza se desvaneció y el ex marido dejó de golpearla. El mismo día, en horas de la noche le introdujo el celular en la boca y la llevó al garage. Con el cinturón la golpeó en las piernas, la apoyó contra el capot del auto, le bajó los pantalones y comenzó a penetrarla vaginalmente, mientras le pegaba cachetadas. Ella le decía que no quería estar con él pero Romero hacía caso omiso. Una vez que el denunciado eyaculó, dejó de golpearla y se fue a dormir".