El secretario general de SMATA, Ricardo Pignanelli, reclamó “una medida de fuerza con continuidad” porque “sino es una medida de olla a presión, pero guarda que la olla puede reventar”. Además, denunció: “Si acá queremos hacer un paro, nos dicen golpistas, y además nos entretienen con juicios y denuncias y cuando nos queramos dar cuenta vamos a estar todos llorando”.

Foto Telam
Foto Telam



“El paro para que dé resultado tiene que tener continuidad, sino es una medida de olla a presión, pero guarda que la olla puede reventar”, explicó a FM La Patriada. Luego indicó: “Acompañar o no la movilización de la CGT en abril es una decisión que aún tenemos que tomar entre todos”.

Sin embargo, aseguró: “La sociedad no está preparada para una medida como la que tenemos que hacer”. En ese sentido argumentó que “hay que poner una medida de fuerza con continuidad”.

Sobre la crisis en su sector, recordó: “Nosotros llevamos perdidos 90 mil afiliados y tenemos 4 mil en suspensión. La resistencia interna la hicimos, pero con eso no alcanza”. También agregó sobre los recientes despidos: “Con la fábrica de carrocería de Metalpar, que hacía 12 unidades por día, habíamos llegado a tener un compromiso global”.

Sin embargo, “lo único que faltaba era que los bancos dan préstamos con una tasa coherente, y ahora Metalpar se está yendo del país”.

“Este modelo tiene un final anunciado”, analizó y denunció: “Cualquier perspectiva que tengamos para adelante, si no tenemos mercado se reducen al 50%”.