América Latina es una de las regiones más ricas en recursos del planeta, pero esta característica es un arma de doble filo. Esto es porque muchos de los países que la conforman están en vías de desarrollo y aún quedan lejos de las grandes infraestructuras europeas, norteamericanas y de todos aquellas regiones más desarrolladas industrialmente, por ejemplo.

La aplicación de las innovaciones tecnológicas y la necesidad de una base emprendedora con suficiente capacidad de transformación han hecho que incorporar la tecnología en el plan de desarrollo de los países sea la idea clave de su evolución a corto y largo plazo.

Eso choca de frente con la siguiente idea: ¿de quién es la labor de producir cambios notorios en la sociedad y quién tiene la capacidad tecnológica y científica para hacerlo? Ese papel pertenece al sector de la ingeniería y sus expertos, que van a tener que saber moverse en diferentes ramas para desempeñar sus funciones de forma óptima. La formación de ingenieros es vital para llevar a cabo dicha evolución hacia unos modelos más sustentables de país.

Becas destinadas a ingenieros

Para lograr ese desarrollo, América Latina necesita más ingenieros de los que ahora tiene para poder competir con países más avanzados. Impulsar becas para ingenieros es una buena manera de incentivar a aquellos que quieran ganarse la vida en el amplio sector de la ingeniería, entendiendo que existen muchas ramas que se diversifican en función de gestión de trabajo, organización o temática. En este caso, son necesarios tanto ingenieros civiles como especializados en industria, energía y medio ambiente, sin olvidarnos de las ramas más tecnológicas ni de aquellos que se dedican al desarrollo de modelos teóricos.

Este tipo de becas facilitan que los países de la región puedan aspirar a mejorar sus competencias tecnológicas y la infraestructura de sus ciudades, gracias a la formación constante de personal capacitado para llevar a cabo tales trabajos.

Los profesionales del mundo de la ingeniería deben estar convencidos que la actualización de lo aprendido debe ser constante para desempeñar su trabajo, entendiendo la responsabilidad que conlleva. Todas estas características y propuestas indican que el mercado latinoamericano apuesta fervientemente por aplicar innovaciones tecnológicas y científicas a sus políticas de desarrollo, cuyo objetivo sea en todo caso la mejora de la vida de sus sociedades, todas ellas con problemáticas y necesidades distintas y específicas.

¿Dónde se pueden cursar estudios de ingeniería en los que se puedan aplicar becas para los estudiantes?

Fundada en 2001, Structuralia es una escuela de formación de posgrado especializada en infraestructuras, ingeniería, energía, edificación y nuevas tecnologías. Tras haber contado con la confianza de más de 89 mil alumnos, tiene una enorme presencia en países latinoamericanos, con oficinas en Colombia, México, Chile y Centroamérica, además de su sede central en España.

Cada año capacita a miles de profesionales en más de 60 países, siendo una de las máximas proveedoras de formación especializada de las grandes empresas de ingeniería y de las constructoras más importantes a nivel internacional, lo que dota a esta escuela de una gran popularidad entre el sector.

Becas de hasta el 50% del costo de matrícula

Con el fin de favorecer el acceso a la formación de posgrado de calidad, Structuralia cuenta con distintos programas en alianza con organizaciones como APICE, IPFE o la Organización de Estados Americanos (OEA) que ofrecen becas parciales de hasta el 50% del coste de matrícula del posgrado.

Entre las materias impartidas encontramos maestrías en metodología BIM, cálculo de estructuras, Big Data, Business Intelligence, edificación sostenible o MBA. Un amplio catálogo de especialización para contribuir al desarrollo de ingenieros en su servicio a la sociedad.