"Le hacen escribir a un periodista una nota para que esa sea la causa de una investigación"
"Le hacen escribir a un periodista una nota para que esa sea la causa de una investigación"

El flamante precandidato presidencial Alberto Fernández salió al cruce de las críticas que recibió de medios cercanos al oficialismo que en los últimos días lo acusaron de haber "apretado" a la Justicia con sus dichos sobre que hay jueces que "tendrán que dar explicaciones" por sus fallos.

"A la Justicia Federal no hay que tirarla a la basura., hay que revisar qué ha dicho cada juez", afirmó este domingo y se quejó que tras sus declaraciones "se volvieron locos con que ´están amenazando a los jueces´".

En diálogo con Eduardo Valdés por AM750, Fernández dijo conocer "infinidad de casos donde le hacen escribir a un periodista una nota para que esa sea la causa inicial de una investigación. Los periodistas dicen ´son mis fuentes´y la Justicia dice ´lo dijo el periodista´".

"Así empiezan causas que duran años y persiguen gente. Así no se puede vivir en una república", expresó.

Sobre ese punto, añadió que "no es justo decir que Ercolini es lo mismo que Rafecas o que Bonadio es lo mismo que Casanello".
 
"Estos jueces van a tener que responder por lo que han hecho. Como Irurzun, Geminiani y Hornos, que han sido un tripode que permanentemente avaló las decisiones de los jueces anteriores", indicó y se explayó en lo que llamó "una clase de derecho constitucional".

"El Poder Judicial es uno de los tres poderes que gobiernan la República. En la República todos los funcionarios deben dar cuenta de sus actos. Esos actos se llaman ´actos de gobierno´. Cualquier ciudadano puede poner en crisis o cuestionar los actos de gobierno. Un decreto presidencial es un acto de gobierno que puede ser cuestionado. Una ley es un acto del Poder Legislativo que puede ser cuestionado y las sentencias son actos de gobierno que pueden ser cuestionados. Cuando uno dice que estos jueces -porque yo he leido sus sentencias, no lo digo arbitrariamente- van a tener que explicar lo que han escrito, no los estoy amenazando; les estoy reclamando cumplir con el deber republicano", dijo y agregó: "Jurídicamente muchas de esas cosas van a ser muy difíciles de explicar".

Asimismo, subrayó que "la crisis judicial tampoco es una crisis generalizada. Nosotros le prestamos mucha atención a la justicia federal. Y en la justicia federal las cosas no están funcionando bien. Y esto ha pasado en los últimos años en los que los jueces han dependido mucho de la política". 

En este mismo sentido, consideró que "lo que necesitamos son jueces probos, no jueces que se vendan al poder".

"No necesitamos jueces amigos del poder, necesitamos jueces a secas", agregó.