En medio de la conmoción nacional por la masacre ocurrida en San Miguel del Monte, donde un grupo de policías persiguió en patrullero, disparó y mató a tres niños y un joven, el CELS emitió un fuerte comunicado en el que señala directamente al Estado argentino por lo ocurrido.

"Estas muertes s?on consecuencia del endurecimiento de la política de seguridad y de los mensajes que alientan a? que la policía dispare en cualquier circunstancia", señaló el Centro de Estudios Legales y Sociales integrado por Horacio Verbitsky.

"También las persecuciones de autos a los tiros fueron avaladas en reiterados casos. La tolerancia y promoción de estas prácticas conducen a que el Estado mate y a que la policía nos imponga el miedo", apunta la institución dedicada a velar por los Derechos Humanos.

El comunicado se basa en lo conocido hasta el momento sobre el caso, que incluye cámaras de seguridad que registraron el criminal accionar policial y las propias declaraciones de los funcionarios de la provincia de Buenos Aires, que entre otras medidas desafectaron a una docena de efectivos, algunos de los cuales ya están detenidos.

"No es suficiente con que las autoridades políticas pidan la detención de los funcionarios involucrados: este hecho debería conducir a una reflexión sobre que el Estado debe, ante todo, proteger la vida y ser un antes y un después en las políticas que están implementando", resumió el CELS, que asimismo confirmó su participación en la marcha de este viernes por la tarde en reclamo de justicia para las víctimas.