Polvorín en Cambiemos: un contraataque de la UCR apunta a Macri y pide colectoras
Polvorín en Cambiemos: un contraataque de la UCR apunta a Macri y pide colectoras

Mientras Alberto Fernández y Sergio Massa le ponen los puntos y las comas al acuerdo que sellará el frente opositor con el que el peronismo buscará volver al poder, la interna en Cambiemos arde en llamas ante lo que se prevé que será una debacle electoral.

Radicales, macristas, larretistas y vidalistas echan espuma por la boca ante la forma en que día a día se licúan las posibilidades de Mauricio Macri de aspirar a la reelección, al tiempo que el Presidente se aferra a la mesa extrachica que comparte solo con Marcos Peña y Jaime Durán Barba.

Por estas horas la furia más elocuente la expresan los correligionarios del radicalismo y lo expresaron a través del único gobernador de Cambiemos que en lo que va del año consiguió una victoria electoral: Gerardo Morales, quien, sin embargo, tampoco salió tan fortalecido como hubiera esperado, ya que obtuvo el 43% de los votos, 15 puntos menos que en 2015.

El mandatario de Jujuy disparó a quemarropa y afirmó que "Macri podría perder en primera vuelta" ante la fórmula Fernández-Fernández, al tiempo que pidió con desesperación en una entrevista con el diario oficialista Clarín que el Presidente firme el decreto que rehabilita a las listas colectoras.

Las palabras de Morales se suman al pedido que día a día hace María Eugenia Vidal al jefe del Estado. La gobernadora recibe de forma diaria encuestas que la muestran perdiendo el poder en los comicios de octubre frente al binomio Axel Kicillof-Verónica Magario. Y sabe que el nombre de Mauricio Macri en la boleta presidencial puede incluso reducir las cifras que sus colaboradores le dicen que sacaría hoy.

Nadie quiere ir solo con Macri. Si bien el sueño de Vidal de que Sergio Massa la lleve como candidata en una colectora-frankenstein parece diluirse con el correr de las horas, la apuesta de la mandataria provincial es acordar con Roberto Lavagna si es que el exministro de Economía finalmente decide candidatearse. Ella promete a quien quiera escucharla (o, mejor dicho, sus operadores provinciales) que aportará el poder territorial que Lavagna no tiene ni dibujado. Todavía hay intendentes de Cambiemos y pueden ser centrales en la disputa voto a voto si la polarización afectara al oficialismo como parece que lo afectará.