Ante el peligro de ser denunciado por usurpación de cargo, Miguel Ángel Pichetto decidió renunciar a su puesto en el Consejo de la Magistratura. El bloque peronista del Senado presionó después del anuncio del senador acerca de haber aceptado el lugar de candidato a vicepresidente de Mauricio Macri.
 
Además, desde el PJ se buscará desplazarlo de otras comisiones bicamerales como la de Inteligencia, otro lugar clave que ocupa, en el contexto -por ejemplo- de la investigación ad hoc que viene llevando a cabo el juez Alejo Ramos Padilla, y que el gobierno nacional pretende desestabilizar y desactivar.
 
Otra de las comisiones es la Revisora de Cuentas, la encargada de evaluar los informes de la Auditoría General de la Nación sobre los gastos del Gobierno.
 
"Me voy a correr, no voy a hacer de esto un elemento de desgaste", sostuvo Pichetto. "El bloque fue el que me eligió. Voy a poner a disposición mi lugar para que asuma mi suplente, Mario Pais", agregó. 
 
El senador, ahora de Cambiemos, había dicho la semana pasada que "el cargo que tengo en el Consejo de la Magistratura tiene que ver con mi perfil de senador, he sido elegido como senador y durante este año voy a seguir siendo representante en el Consejo".
 
"Si tienen algún problema pueden recurrir al camino judicial y lo discutiremos ahí, que es un escenario que me gusta mucho", había agregado un Pichetto desafiante, quien había sido respaldado en su momento por el polémico macrista Pablo Tonelli.
 

LA RENUNCIA DE PICHETTO