Una mujer de 64 fue asesinada cuando intentó defender a su nieta en medio de una discusión con la ex pareja de la joven. El hombre, que ya había sido denunciado por violencia de género, la apuñaló y también hirió a la mujer de la cual se encontraba separado. Luego escapó.

El femicidio se registró en el municipio de Puerto Villelas, en la provincia de Chaco. Lidia Aquino, tenía alojada en su casa a su nieta Sandra Escalante de 32 años, luego de que ésta junto a sus tres hijos decidiera abandonar el hogar que compartía con Rolando García por diversas situaciones violentas. Al irse, la joven radicó una denuncia policial por violencia de género, explicando que se mudaba a lo de su abuela para resguardar a su familia.

Este sería el motivo por el cual el acusado se acercó hasta la vivienda para hablar, pero en medio de una fuerte discusión terminó dándole once puñaladas a la mayor de las mujeres e hiriendo a su ex pareja. Alertados por los gritos desesperados, los vecinos dieron parte a la policía, pero el agresor logró escapar en una moto estacionada a pocos metros de el lugar.

La gravedad de las heridas le provocaron la muerte instantánea a la abuela, mientras que la sobreviviente recibibió dos cortes en el torax y fue internada en el hospital Perrando, del que ya fue dada de alta. El agresor aún se encuentra prófugo, la causa es llevada adelante por el fiscal, Héctor Valdivia, de la fiscalía n° 11 de la zona.