Activistas de numerosas ciudades del mundo iniciaron este viernes una jornada de protestas en diferentes embajadas de Brasil para exigirle al gobierno de ese país la preservación de la Amazonía, tras 18 días de incendios en la floresta.
 
En Argentina habrá diversas protestas en las ciudades de Buenos Aires, Santa Fe, Neuquén, Paraná y Córdoba. 

 

En España, la convocatoria corrió por cuenta de las organizaciones no gubernamentales Juventudes por el Clima y Extinction Rebellion, con una sentada simbólica frente a la embajada de Brasil en Madrid, y protestas en Bilbao, Pamplona, Barcelona, Ibiza, Valencia, Salamanca, Córdoba y Huelva.
 
En Alemania, un nutrido grupo de personas se apostó frente a la sede diplomática del país sudamericano en Berlín con banderas de Brasil y de pueblos indígenas y carteles con consignas tales como "nuestros pulmones están en llamas".
 

Extinction Rebellion también convocó a la protesta en las puertas de la embajada brasileña en Londres, que amaneció con un férreo control policial, aunque no se registraron incidentes.
 
París también se hizo eco de la convocatoria con una columna que protestó en la sede diplomática brasileña.
 

En Amsterdam, los manifestantes improvisaron un plantón recostándose sobre la acera frente a la estación central de ferrocarriles.
 
También se registraron movilizaciones en la ciudad suiza de Berna, y en la occidental india de Bombay.
 

La organización Greenpeace convocó a una serie de manifestaciones en Brasil que comenzarán por la tarde de este viernes y se extenderán hasta el domingo.
 
Las más importantes comenzarán en la tarde de este viernes en São Paulo, Río de Janeiro, Brasilia y Campo Grande.
 

Luego, este sábado se realizará en Belo Horizonte, Vitória, Porto Alegre, Imbé, Goiânia, Sao Luis, Fortaleza, Manaos.
 
Por último, el cierre de las movilizaciones se dará en la tarde de este domingo en Río de Janeiro.
 

Este viernes también habrá protestas en Quito, Ecuador, y se repetirán el próximo lunes en Guayaquil.
 
También se convocó a "un masivo plantón" frente a la embajada de Brasil en Lima, Perú.