El fin del relato M: "El impuesto más justo y más solidario es el impuesto a las Ganancias"
El fin del relato M: "El impuesto más justo y más solidario es el impuesto a las Ganancias"
Resultan increíbles, casi a la misma altura, la hipocresía y el sincericidio con que se manifiesta el macrismo casi sistemáticamente.
 
Esta vez fue su máximo referente, el presidente Mauricio Macri. Durante la campaña presidencial de 2015, uno de los slóganes más tristemente recordados fue: “En mi gobierno, los trabajadores no van a pagar impuesto a las Ganancias”.
De esa inmensa falsedad a un impresionante sincericidio. Este martes, en el cierre de la Jornada de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (Coninagro) Macri disparó sin sonrojarse: "El impuesto más justo y más solidario es el impuesto a las Ganancias". 
 
Además de reiterar que no habrá cambios para aumentar las retenciones, dijo que ese tributo -en referencia a Ganancias- "cada argentino con capacidad y talento para producir y crear" comparte parte de sus ganancias con aquellos que necesitan más del Estado.
Luego de tres años y ocho meses de ser presidente, Macri sigue en modo de campaña y más cercano a ser un comentarista de la realidad que un mandatario.
 
En ese sentido dijo una vez más dentro de su neorelato que el "golpe" del resultado de las PASO en la economía cambió el rumbo que tenían planeado en el Ejecutivo "con un dólar distinto" y "una inflación que iba a ser de 1,8% en agosto y que ahora va a ser de un tres coma algo".
 
Dijo que "en lo económico estamos en una situación compleja" y aseguró que "tres años y medio para resolver los problemas económicos que hace décadas no se resuelven no han sido suficientes, no hemos podido, pero ya hay bases para lograrlo".
 
En otro mensaje proselitista, similar al de Ganancias en 2015, Macri se animó a decir que proyecta "generar 1.000.000 de puestos de trabajo para el 2030".