Los caprichos de Bolsonaro: aceptaría el dinero del G7 pero pide que Macron se disculpe
Los caprichos de Bolsonaro: aceptaría el dinero del G7 pero pide que Macron se disculpe

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que podría aceptar los 20 millones de dólares ofrecidos por el G7 para combatir el incendio en la región amazónica únicamente después de recibir disculpas públicas de su par francés, Emmanuel Macron, por haberlo llamado "mentiroso".

Visiblemente molesto e irritado con la prensa, el presidente brasileño sostuvo también que no ofendió en un comentario en Facebook a la primera dama francesa, Brigitte Macron.

Además, desmintió a su jefe de gabinete, Onyx Lorenzoni, quien había dicho que Brasil no iba a aceptar el dinero ofrecido por la cumbre de los países más ricos del mundo.

“Primero el señor Macron debe retirar los insultos que me hizo; después, tuve informaciones de que dijo algo de que la soberanía nuestra está abierta en la Amazonia; para conversasr o aceptar cualquier cosa con Francia, con sus mejores intenciones, él va a tener que retirar las palabras”, dijo.

Bolsonaro subrayó: “Primero retira, después ofrece y finalmente respondo”. Asimismo, el mandatario se enojó con los periodistas en la puerta de la residencia presidencial cuando le preguntaron sobre la ofensa realizada en Facebook a la primera dama francesa.

Un seguidor de Bolsonaro puso una fotografía de Macron con su esposa y otra de Bolsonaro con la suya (ambas mujeres tienen una diferencia de edad de unos 30 años) con la frase: “Ahora se entiende por qué Macron persigue a Bolsonaro”, y la cuenta del presidente de Brasil respondió: “No lo humilles, amigo. Jajaja”.

“Yo no puse la foto, alguien la puso y yo lo que hice fue decirle que no hablara pavadas, no quiero llevar la cosa para el lado personal”, explicó inexplicablemente Bolsonaro.

Ante la insistencia de los cronistas, el mandatario les replicó: “Si siguen con ese nivel de preguntas me voy, pero ustedes quieren hablar de esto, chau, realmente el periodismo… Ustedes no merecen consideración”.

Anoche, Lorenzoni afirmó que Europa debe usar el dinero para reforestar ese continente y sostuvo que Macron “quiere enseñarle a otro país a combatir el fuego y no pudo evitar un previsible incendio en una iglesia patrimonio de la humanidad”, en referencia a la catedral parisina de Notre Dame.

“Agradecemos, pero no los queremos, esos recursos quizás sean más relevantes para reforestar Europa”, dijo Lorenzoni, un empresario ruralista del estado de Rio Grande do Sul que mandó a Macron a “cuidar de Francia y sus colonias”.

El rechazo fue acompañado por un comunicado divulgado poco antes de la medianoche, un horario inédito, de la cancillería, en el cual su titular, Ernesto Araújo, reclamó que los países ricos cumplan el Acuerdo de París sobre cambio climático y criticó a Francia por sus declaraciones de estar abierto a discutir la internacionalización de la Amazonia como un patrimonio global.

Antes, el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, había considerado “importante aceptar” el dinero ofrecido por el G7 en virtud del recorte de gastos que el Ministerio de Economía aplica en todas las entidades del Estado.