El Gobierno modificó el congelamiento del precio de los combustiblres mediante el Decreto N° 601/2019 que modifica el DNU 566, sde modo que liberó el segmento mayorista y reconocerá un dólar a $50 para las operaciones del sector.

De acuerdo con el decreto, dichos cambios no impactarán en las estaciones de servicio, es decir en el precio de las naftas y el gasoil que pagan los particulares. Además, se rechazó la posibilidad de darle vía libre a un aumento en los productos.

El canal mayorista abarca el 17% del total del volumen y sumado al 30% de otros productos no congelados originalmente hace que el 47% del volumen ya no caiga bajo el congelamiento, equivale aproximadamente a un 38% de las ventas en pesos.

Tras dos semanas de diálogo, el Gobierno hará más flexibles el congelamiento para el segmento mayorista, es decir el vinculado a la actividad agropecuaria, la minería, el transporte comercial y sectores industriales que son grandes consumidores y se rigen por contrato privados.