Massa con Novaresio y Majul

Arrancó la campaña electoral y Sergio Massa se mueve cómodo en ella. En ese marco, el candidato a diputado nacional por el Frente de Todos ofreció una entrevista que finalizó con preguntas cruzadas de los periodistas Luis Majul y Luis Novaresio.

"El presidente manda emisarios para apretar camaristas. Los camaristas y el presidente saben", dijo ante las cámaras, aunque evitó dar nombres.

En otro orden, apuntó que "el 11 de diciembre empieza un país mejor".

Chicaneado por Novaresio sobre si el 10 de diciembre quedarán en libertad Amado Boudou y Julio de Vido, Massa remarcó que ambos "tienen condenas que tienen que cumplir, De Vido por Once y Boudou por Ciccone y el auto". En ese sentido señaló que "el desafío es controlar que los jueces no estén 20 años para resolver una causa o cinco semanas para ordenar un allanamiento".

"La elección va a estar terminada el 27 de octubre. A lo mejor hay segunda vuelta. Tuvimos una demostración de esperanza de los argentinos de que querían una nueva mayoría y un nuevo gobierno", apuntó también y estableció puentes con otros dirigentes de la oposición. "A Lavagna y a su equipo los vamos a convocar", señaló.

En este marco, Majul le consultó sobre si podría haber "tensiones" entre Alberto y Cristina o La Cámpora. "Ojalá que aparezcan tensiones para resolver cómo resolvemos mejor los problemas", respondió el tigrense. "Está bueno que haya diferentes opiniones, diversidad, pluralismo. Está bueno porque la Argentina necesita volver a escucharnos", completó.

"Alberto va a ser el presidente que cierre la grieta", resumió.