La Justicia dispuso la intervención de Correo Argentino y envió el expediente a la Corte
La Justicia dispuso la intervención de Correo Argentino y envió el expediente a la Corte

Como una nueva muesca en el inevitable fin de ciclo que se vislumbra en Argentina desde las PASO del 11 de agosto pasado, el presidente Mauricio Macri sufrió este miércoles una fuerte derrota judicial, que parece preanunciar lo que será su destino post 10 de diciembre.

La Justicia dispuso la intervención de la empresa Correo Argentino SA, propiedad de la familia presidencial, y no solo eso, sino que además ordenó la elevación del expediente del concurso a la Corte Suprema por razones de "gravedad institucional".

Así lo informó el periodista de La Nación Hugo Alconada Mon, quien remarcó que el expediente podría descansar en el máximo tribunal hasta después de las elecciones generales del 27 de octubre, cuando todo indica que se ratificará la victoria de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner.

La decisión de la Cámara de Apelaciones en lo Comercial se produjo tras la admisión del pedido del procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, quien dijo necesitar más tiempo para definir si el Estado debe aceptar o rechazar la propuesta que presentó el Grupo Socma para cerrar el concurso dadas sus potenciales "graves consecuencias".

Según publicó Alconada Mon, la decisión se produjo "cuatro días antes de que la jueza de primera instancia del mismo fuero en lo Comercial, Marta Cirulli, dispusiera designar a un coadministrador del Correo Argentino SA ante lo que definió como ´el reprochable ocultamiento de un pasivo postconcursal impensable´".

"Enfatizo especialmente que el proceder evidenciado por la concursada [en alusión a Correo Argentino SA] luego de los requerimientos [de la Justicia] el que me impone decidir del modo preanunciado", se remarcó.

En tanto, desde el Grupo Socma consideraron que la decisión de la jueza Cirulli responde a requisitorias de la fiscal de Cámara, Gabriela Boquín, "bastante extraños para lo que debe abordarse en un proceso concursal", indicaron ante el cronista de La Nación.

"Nos sorprende la decisión porque lo único que hicieron los accionistas fue aportar fondos a la empresa para que continúe en marcha bajo la premisa de que sólo recuperarán esos fondos una vez que se pague todas las deudas a todos los acreedores, incluyendo el Estado nacional", dijo nada menos que el presidente de la empresa, Jaime Cibils Robirosa, ante el periodista.