Evo Morales presentó un auto eléctrico hecho en Bolivia
Evo Morales presentó un auto eléctrico hecho en Bolivia
La fábrica Quantum, fabricante de autos eléctricos en la ciudad de Cochabamba, Bolivia, lanzó sus primeros modelos y el mismísimo Evo Morales condujo el primer auto eléctrico hecho 100% en Bolivia.
 
“Le pedimos a la población que adquiera y apoyemos a la industria boliviana que es un orgullo. Tenemos científicos exponiendo carros eléctricos en Bolivia y nuestra tarea es incorporar el litio”, dijo Evo a la prensa local.
 
Sobre restricciones que impidan este tipo de emprendimientos, Evo dijo que “es tarea del equipo jurídico acelerar y cumplir con las normas que permitan el manejo de este carro”.
 
“Brindaremos todo nuestro apoyo a los ejecutivos y técnicos de la empresa Quantum, orgullo cochabambino y boliviano, que inaugura con creatividad y esfuerzo el nuevo ciclo de industrialización de autos eléctricos en nuestra querida #Bolivia. Juntos conquistamos un #FuturoSeguro”, dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.
 
 
 
Bolivia es potencia mundial en extracción del litio, un mercado que actualmente lidera China. El primer automóvil fabricado en Bolivia, un eléctrico recargable lanzado al mercado a mediados de septiembre, resultó un éxito de ventas.
 
Según consignó agencia Sputnik, el vehículo destinado a uso urbano, de baterías recargables desde a las redes domésticas de electricidad, salió al mercado en dos versiones, con precios de 4.700 dólares y 5.200 dólares, incluidos impuestos.
 
Quantum informó que su primer lote de 50 automóviles eléctricos se vendió totalmente y que alistaba un segundo lanzamiento de 120 unidades antes de regularizar su producción en 200 automóviles al mes.
 
El modelo E2 de Quantum tiene una autonomía de 50 kilómetros entre cada recarga eléctrica y alcanza una velocidad máxima de 45 kilómetros por hora, en tanto que la autonomía del E3 es de 40 kilómetros, con un velocidad tope de 55 kilómetros por hora.
 
Quantum dijo en una presentación del vehículo en la actual Feria Internacional de Santa Cruz que la carga completa de las cuatro baterías que lleva cada auto dura siete horas, desde un enchufe doméstico convencional.
 
Cada vehículo, que tiene hasta 60 por ciento de componentes importados, tiene botón de encendido, radio, vidrios con motor eléctrico, cámara de retroceso, luces de circulación diurna, aire acondicionado y otros aditamentos, señaló el fabricante.