El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, presentó un plan para paliar el hambre que afecta a gran parte del 35,4% de los pobres del país, que en el mejor de los casos hacen tres de las cuatro comidas diarias necesarias. Bautizado "Argentina sin hambre", fue expuesto este lunes durante un acto en la Facultad de Agronomía de la UBA.

El diputado Daniel Arroyo apuntó a "un esquema federal", donde no se replicará el mismo esquema en todo e país sino que se aplicará según la zona y se le dará mucha participación a los jefes comunales. También se refirió a un seguimiento de los beneficiarios, especialmente a aquellas familias con niños de hasta 6 años por lo fundamental del consumo de lácteos.

A su vez, Alberto Fernández expouso que "los pobres son los más débiles, los más olvidados" y están "en un mundo que necesita cada vez más alimentarse bien para desarrollar el conocimiento". En ese sentido, indicó: "Eso es algo que me obsesiona porque la verdad que no quiero gobernar para algunos, quiero hacerlo para todos. Aunque algunos sean la mitad, no alcanza",

El programa contará con cinco pasos: Consejo Federal Argentina Sin Hambre; acceso a la canasta básica de alimentos; canales de comercialización y economía social; Programa Nacional de Seguridad Alimentaria; y Sistema Federal de Financiamiento.

El Consejo Federal Argentina Sin Hambre estará compuesto por universidades, sindicatos, cámaras empresariales, iglesias, organizaciones sociales y otros actores locales. Creará también un observatorio interdisciplinario que hará el monitoreo, seguimiento y evaluación del plan.

Respecto al acceso a la canasta básica de alimentos, se regularán los precios de los productos que la componen. Además, creará por ley el programa Precios Cuidados (al estilo del original, ideado por el ex secretario de Comercio Augusto Costa).

También se fortalecerá y ampliará la Tarjeta de Alimentación, y se le reintegrará el IVA sobre los productos de la canasta básica de alimentos para las familias más pobres, especialmente a los beneficiarios de la AUH y la asignación por embarazo, la pensión y jubilación mínima, y pensión por discapacidad

Desde el Frente de Todos remarcaron la diferencia que existe entre esta propuesta y el slogan de "pobreza cero" con el que Macri hizo campaña en 2015. Según el entorno de la fórmula Fernández-Fernández, este es "un plan alimentario y no un plan contra la pobreza".

Además, proponen que el planteo de Alberto "comprometa a toda la sociedad desde sus distintos ámbitos" con el fin de lograr que "el Gobierno junto a organizaciones sociales, gremios, empresarios y universidades, trabajen comprometidos para que ningún argentino pase hambre".

Por su parte, Alberto sostuvo que resulta fundamental “terminar" con la "mayor vergüenza" en Argentina, "que es el hambre”. 

“No me importa de dónde vienen, no me importa como piensan: no podemos vivir en paz con semejante flagelo. Hagamos la batalla más sensata que podemos hacer que es hacer que os argentinos dejen de padecer el hambre”, dijo Fernández y agregó también trabajará para “garantizarle el agua” a todos los argentinos y argentinas.

De la presentación participaron el padre José María “Pepe” Di Paola, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto; el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel;  el director general de Syngenta, Antonio Aracre; y los dirigentes sociales Emilio Pérsico, Juan Grabois y Juan Carlos Alderete.

También estuvieron los intendentes Mariano Cascallares (Almirante Brown), Juan Zabaleta (Hurlingham), Gabril Katopodis (San Martín) y Juan PabloDe Jesus (Partido de la Costa); el candidato a jefe de Gobierno porteño, Matías Lammens; entre otros.