El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que la economía argentina se contraerá 3,1% este año y que la inflación será del 57,3%, mientras que el pronóstico para 2020 es menos oscuro.

"La contracción en Argentina continuó a través del primer semestre del año, aunque a un ritmo más lento, y los riesgos para el futuro van a la baja a pesar del fuerte deterioro de las condiciones del mercado", aseguró el organismo en el Panorama Económico Mundial, publicado este martes en Washington, durante el inicio de la Asamblea Anual.

Además, el FMI indicó que el saldo de la cuenta corriente registrará un déficit del 1,2% del Producto Bruto Interno este año y alcanzaría un superávit el 0,3% en 2020.

En materia de inflación, el organismo estimó que los precios terminarán 2019 con un alza del 57,3% y acumularán una suba del 39,2% a lo largo de 2020.

En ese contexto, el desempleo que ascenderá hasta el 10,6% en diciembre de este año y podría bajar al 10,1% en 2020.