"Marcelo tenía un cáncer de cólon que se le expandió por todo el cuerpo. Venía bien y logrando grandes disfrutes", disparó Ernesto Tenembaum en su programa de Radio con Vos, donde se refirió con conmovedoras palabras a la muerte de su amigo de décadas, Marcelo Zlotogwiazda, quien partió este martes tras más de un año de lucha contra la enfermedad.

El periodista, quien se relacionó con Zloto en Página 12 hace más de 30 años, contó que en septiembre el economista -runner obseso- corrió una última maratón "de 21 kilómetros". "Esa resistencia, esa convicción lo acompañaron durante toda su vida", resumió.

En su despedida al aire por "Y ahora quién podrá ayudarnos" Tenembaum remarcó que los últimos días fueron muy difíciles para su amigo, quien debió comenzar a aplicarse morfina por los fuertes dolores que tenía. Sin embargo, destacó que la semana anterior a su muerte siguió yendo a trabajar a la radio (donde encabezaba el programa "El horno está para bollos") y a C5N (donde conducía "Desafío 2019" todos los lunes).

"Yo voy a poder", resumía Zloto para llevar adelante sus compromisos ("se fue a dar una charla a Comodoro Rivadavia", relató Tenembaum).

Luego, en una segunda parte de su emotiva despedida, trazó un querible perfil sobre quien fue su colega e íntimo amigo. "Me parece increíble anunciar como noticia la muerte de un amigo", redondeó.

"Hay que revisar las últimas cinco notas en Infobae porque sentía que se le acababa el tiempo y eso lo disfrutaba mucho", definió y remarcó su voluntad de trabajo. "Nunca en 30 años de amistad perdí esa sensación de admiración y de sentirse honrado porque Marcelo Zlotogwiazda sea mi amigo", resumió, emocionado, para luego definirlo como "una máquina de hacer pensar".

Quien también se mostró fuertemente conmovido fue Reynaldo Sietecase, también compañero de Radio con Vos. En su programa "La inmensa minoría" el periodista comenzó con su habitual pase con Tenembaum. La charla comenzó con Reynaldo acongojado, recordando que su fallecido colega fue "alguien que hizo de su profesión un ejercicio ético".

"No hay grieta para el que hace las cosas bien", apuntó también. Más tarde, en un momento especial de su programa, a modo de editorial le dedicó un último mensaje al aire. "Ejemplo ético, Zloto revolucionó la manera de contar la economía. Fue un precursor en relacionar a los poderosos con la pobreza"; lo definió.

"Era vehemente y defendía sus ideas con pasión sin perder nunca la racionalidad", acotó.