Mundo

Más tensión, violencia y represión en Chile: el gobierno anuncia un fin de año "muy malo"

A más de una semana de intensas movilizaciones, Santiago sigue siendo el epicentro del conflicto. 

foto: redes
foto: redes

Las protestas callejeras no ceden en Santiago y otras ciudades de Chile como Valparaíso, donde los manifestantes intentaron llegar hasta la sede del Congreso.

Los trabajadores de jardines infantiles fueron reprimidos este martes con carros hidrantes en cercanías de Plaza Italia. Los manifestantes exigen la renuncia de Sebastián Piñera y también de la ministra de Medio Ambiente, Marcela Cubillos. 

El nuevo ministro de Hacienda, Ignacio Briones, un día después de haber asumido el cargo, anticipó: “Va a significar un fin de año económico muy malo para la economía chilena, pero lo más preocupante es que las señales que hemos dado hacia afuera van a generar una merma en la inversión”.

Diez días después del inicio del estallido social que costó la vida a al menos 20 personas y dejó también un saldo de al menos mil heridos, la paralización del comercio es casi total y los centros comerciales -incluido el más grande de Sudamérica, ubicado a unos 6 kilómetros de la sede del gobierno- transitan su segunda semana sin ventas.

Con el modelo económico en el centro de las protestas, Briones tendrá la misión de administrar los recursos que permitan financiar la agenda social lanzada por Piñera con el fin de aplacar la crisis. El aumento de las pensiones más bajas es una de esas propuestas.

Noticias de “Chile”
Seguinos