Conformaron una cooperativa de inquilinos para reclamar por una Ley de Alquileres
Conformaron una cooperativa de inquilinos para reclamar por una Ley de Alquileres

"Cooperativa de Inquilinxs de Córdoba" (Coopinco) tiene 27 asociados, y se  creó hace dos años. No sólo reclaman por los derechos de los inquilinos, o asesora legalmente por el contrato de alquiler, sino que ofrece herramientas para resolver todo lo que tenga que ver con habitar un departamento o una pyme, es decir: problemáticas que van desde el flete, pintar el departamento antes de retirarse, o resolver el arreglo de una PC.

 
"Las dos propuestas más importantes que tenemos es la Ley de Alquileres, viene desde hace un tiempo considerable, y la creación del Ministerio de Vivienda, que surgió hace poco tiempo. Creemos que el próximo gobierno puede -porque además estaba en su plataforma de campaña- tener una respuesta favorable a este planteo", expresó Franca DAmico, en diálogo con la Agencia de Noticias Solidaria Ansol.
 
El pasado miércoles en reunión de Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados de La Nación, finalmente, tuvo dictamen un proyecto de Ley de Alquileres que reunió las propuestas de varios diputados, de distintos bloques, y más de 13 firmas de legisladores que confirman que acompañan la iniciativa.
 
"La verdad que veníamos luchando por esta ley con muchos obstáculos desde hace un largo tiempo. Ese proyecto de ley que presentaron las organizaciones a través de la senadora Garcia Larraburu, en 2016, y que tuvo media sanción por unanimidad, perdió estado parlamentario. Sin embargo, hay varios proyectos de ley presentados por Diputados, de los que se pueden rescatar de todos puntos muy buenos y otras cuestiones en las que no estamos tan de acuerdo. Entonces estaría bueno lograr un proyecto unificado, de criterios, pero hay bloques que tienen consideraciones muy disimiles en cuanto a la temática", reflexionó la presidenta de la Cooperativa Coopinco.
 
De la reunión de ayer también salió que el proyecto deberá ser sancionado antes del día 30 de este mes. La iniciativa eleva eleva el plazo mínimo del alquiler de dos a tres años; establece un nuevo mecanismo de actualización de los montos; y ofrece un menú de garantías entre las cuales el inquilino podrá optar. Además, establece que el monto alquiler será actualizado de forma anual según una combinación entre el índice inflacionario y el de variación salarial.
 
En cuanto a las expensas: las ordinarias deberán ser afrontadas por el locatario, y las expensas extraordinarias quedarán a cargo del propietario.
 
Desde la Cooperativa también indicaron que enviaron una carta a los candidatos del Frente de Todos, antes de las elecciones, y recibieron el compromiso para impulsar estas dos iniciativas más urgentes.
 

¿Por qué conformaron una cooperativa?

Según lo expresan desde la cooperativa en los últimos 40 años aumentó un 27 % la gente que alquila, siendo en los grandes centros urbanos el porcentaje aún mayor.
 
"Hace dos años que empezamos con la cooperativa, si bien la problemática lo veníamos trabajando desde otros espacios y formatos. Esto es algo nuevo para nosotros y nosotros. La cooperativa tiene como objetivo prestar un servicio integral para el hogar, y para el comercio de las inquilinas y los inquilinos, incluyendo el asesoramiento jurídico en relación al contrato de alquiler, es decir unificamos en un mismo formato de construcción colectiva la generación de un trabajo y un ingreso para los asociadas y los asociados de la cooperativa, y al mismo tiempo tenemos un objeto que es la lucha por los derechos de los inquilinos y las inquilinas de presentar proyectos, articular con otros espacios, y también trabajar con otras cooperativas y otras organizaciones en el tratamiento de esta temática", dijo Franca.
 
En estos momentos, desde el espacio también articulan concretamente con los espacios de Financiamiento de Cooperativas de Trabajo y de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo, el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, la Universidad Nacional de Córdoba, con el Conicet y con el Centro Experimental de la Vivienda.
 
"No hay cooperativas con esta característica. Siempre que participamos de eventos y encuentros nos hacen notar de que es una cooperativa muy diferente, más que nada por la forma de constituirse. Lo hicimos porque pensamos otras formas de construir y de luchar por los derechos de los inquilinos, que son muy interesantes. Surgen necesidades que no solo son en relación al proyecto de ley o al contrato de alquiler, que sin lugar a dudas es muy importante, sino que los inquilinos tienen otros problemas a la hora de habitar un inmueble y necesitan que se incluyan estas problemáticas para darles una solución. Somos inquilinos los que conformamos la cooperativa y sabemos lo que es tener problemas de humedad o tener que llamar un electricista, un gasista, pintar un inmueble antes de dejarlo y entregarlo cuando vence el contrato. Entonces no solo es el problema del aspecto del alquiler y el jurídico, sino que hay otros aspectos que queríamos que estén presentes en esta construcción colectiva", finalizó.