Lo que empezó con el gusto por las comidas y la compra de productos baratos en los noventosos Todo X $2 hoy se ha convertido en un culto para miles de argentinos que consumen a diario todo lo que nos llega made in China, especialmente la cultura, tan fascinante como enigmática.

A esta altura son pocos los que no tienen en sus casas las tradicionales lámparas de papel o el gato que con la manito llama a la fortuna. Y deben quedar muy pocos que no hayan probado algunos de los platos chinos. Ni que hablar del súper del barrio atendido por un chino que seguramente se hace llamar John o Bryan.

Pero la cuestión hoy pasa también por lo cultural. Son miles los que eligen aprender a hablar chino mandarín. Yachen Kuo enseña el idioma en la Asociación Cultural Chino Argentina y le cuenta a INFOnews que “algunos vienen porque piensan viajar a China, otros buscando aprender un idioma con posibilidades laborales, otros por curiosidad, otros porque les gusta la cultura y otros porque tienen la intención de sumarlos como tercer idioma”.

Yachen Kuo, que llegó a los 10 años de edad a la Argentina y aquí adoptó el nombre de Carola dice que “a través de las artes marciales y el yoga muchos empiezan a conocer nuestra cultura y ahí es cuando le dan más ganas de aprender el idioma para luego viajar a China”.

En la Asociación Cultural Chino Argentina además van muchas personas a tomar cursos de cocina, de pintura, caligrafía y se realizan charlas y exposiciones culturales, servicios de traducción e interpretación y otras actividades relacionadas a la divulgación de la cultura y el arte chino.

China en Baires

Como el Barrio Chino de Buenos Aires, en Belgrano C, es un mundo de gente cada fin de semana los orientales reafirman las ganas argentinas de consumir made in china. Viendo este interés la Asociación Cultural organiza visitas guiadas al barrio donde enseñan cómo usar los productos, para qué comidas sirven y así entender mejor los usos y costumbres de ese país.

En el último tiempo son muchos los que se enganchan con novelas, revistas y manga (historietas) chinos que se pueden bajar por Internet o comprar en el barrio. Aunque algunos no entienden el idioma igual lo comprar por fetiche o curiosidad.

No faltan los que profesan la religión principal en China: el budismo. Por eso muchos porteños acuden al templo ubicado en Montañeses 2175 donde los domingos, a las 14, se oficia una ceremonia con acceso libre y los sábados, a las 19, se hacen encuentros de meditación. A la vez esta entidad también ofrece cursos de caligrafía, kung fu e idioma.

Para reafirmar que China está presente con su cultura, en La Plata se está llevando a cabo la Semana Cultural China en el Museo de Ciencias Naturales. Se inauguró el 28 de septiembre y concluirá este sábado. En la misma hay muestras de pintura, exhibición de fotografías y charlas sobre esta cultura milenaria.

Como si esto fuera poco a muchos se les ha pegado el término “hacer tal o cual cosa es un chino”. ¿Estamos o no estamos cada vez más chinos?


¿Quién no compra en "el chino del barrio" o pidió alguna vez comida china?