Qué fue el Rodrigazo
Qué fue el Rodrigazo

Corría 1973 y la crisis del petróleo afectaba al mundo. La primera reacción de Europa ante este escenario fue aumentar el proteccionismo, lo cual hizo caer significativamente las exportaciones argentinas. El aumento del precio del petróleo afectaba a una Argentina que lo importaba. Por otra parte, el tipo de cambio artificialmente bajo y un déficit fiscal que alcanzaba el 14% del PBI, hicieron caer 2/3 de las reservas internacionales. La dificultad para sostener el control de precios y evitar el desabastecimiento hizo que el entonces ministro de Economía, José Ber Gelbard (hombre de confianza del presidente Juan Domingo Perón), decidió apostar a la firma de convenios comerciales con los países comunistas de Europa del Este y China, para lo cual realizó una gira por la región, con el objetivo de sostener su plan económico.

Al morir Perón, creció la influencia del ministro de Bienestar Social, José López Rega, un enemigo declarado de Gelbard. Con la ruptura del Pacto Social, la posición de Gelbard queda muy debilitada y renuncia a fines de 1974.

Lo reemplazó Alfredo Gómez Morales, hasta entonces presidente del Banco Central, apoyado por los gremios pero resistido por el círculo íntimo de la presidenta Isabel Perón. Gómez Morales intentó un ajuste devaluando el peso y aliviando parcialmente el control de precios.

Al mismo tiempo, el economista ultraliberal, conservador y fuertemente antiperonista Ricardo Zinn, de fuertes vínculos con el poder económico, comienza a idear un plan para modificar la estructura salarial.

Entre junio de 1973 y mayo de 1975 el salario real cayó 20,5 %. Las medidas de Gómez Morales no sirvieron para paliar la crisis y el 31 de mayo de 1975 presentó su renuncia. Tres días después, asumió en la cartera Celestino Rodrigo, un ingeniero de estrecha relación con López Rega que tomó el plan de Zinn.

Rodrigo lanzó un violento plan de ajuste, siguiendo los estrictos consejos del FMI, basados en la liberalización de los precios manteniendo fijos los salarios. El objetivo de Rodrigo era eliminar la distorsión de los precios relativos con una fuerte devaluación de 160% para el cambio comercial y 100% para el cambio financiero. También hubo una suba promedio del 100% en todos los servicios públicos y transporte y de hasta el 180% en los combustibles.

Esto produjo una inflación que llegó a tres dígitos anuales, licuó las deudas de las empresas (que estaban en pesos) y generó una importante caída en el salario de los trabajadores. Ante esta situación, la CGT negoció con el gobierno, realizó un paro (el primero contra un gobierno peronista) y acordó un aumento en promedio del 180% en los salarios, que en gran parte sería licuado por la inflación.

@fotoI@El origen del nombre tiene fecha y lugar. Fue la sesión de la cámara de Diputados del día 5 de junio de 1975, en la que el diputado nacional de Vanguardia Federal de Tucumán, Juan Carlos Cardenas, se refirió al plan de ajuste del ministro como Rodrigazo.

Rodrigo presentó su renuncia el 17 de julio, superado por la presión social. Años después, políticas económicas similares fueron aplicadas por los ministros de Economía de la dictadura, José Alfredo Martínez de Hoz, y del menemismo, Domingo Cavallo. De hecho, Ricardo Zinn terminó siendo funcionario de ambos gobiernos, uno de los encargados de elaborar los planes de privatización de las empresas públicas en los años 90.