El titular de la CGT opositora y líder del sindicato de camioneros, Hugo Moyano, le propuso una alianza política a la persona menos pensada: la diputada nacional Patricia Bullrich, ahora en Unión por Todos.

"Mira lo mal que está el país para que nos tengamos que unir", le dijo Moyano a Bullrich después de saludarla con un beso en la mejilla. Al lado de ellos, sonreían el ex ministro de Economía Roberto Lavagna y el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri.

El camionero también mostró gestos de acercamiento hasta el titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo De Angeli, con quien mantuvo un fuerte enfrentamiento político cuando se discutió la resolución 125 en 2008.

"La situación actual es lo que nos hace estar juntos con personas que pensamos diferentes, como De Angeli o Bullrich", intentó justificarse Moyano cuando tuvo que explicar la curiosa alianza con dos de los políticos con los que más discutió en su vida pública.

Patricia Bullrich fue ministra de Trabajo en el gobierno de Fernando de la Rúa, cuando la economía caía y se recortaban derechos laborales. En aquel momento, Moyano fue uno de sus más acérrimos opositores y mantuvieron fuertes cruces en televisión, donde él la apodó “la piba”.

Los cortocircuitos entre Alfredo de Ángeli y el líder camionero se remontan a 2008, en los días en que se discutían las retenciones móviles a la soja. Mientras la Mesa de Enlace ruralista cortaba las calles y desabastecía a la población, Moyano defendía la ley y pedía que cese el lockout patronal.