A la hora de abordar nuevos retos, innovar por sobre lo conocido y sorprender en busca del liderazgo, la pasión resulta un componente vital, insustituible. Así lo entendió la francesa Citröen y por eso hizo lo posible para cerrar el acuerdo comercial con el club de la Ribera. Por eso, para sellarlo, el legendario estadio Alberto J. Armando vivió una jornada de fiesta poco habitual, donde comulgaron pasiones comunes y distintos campeones.

Como actores principales estuvieron Clemente Rodríguez y Lucas Viatri, desde el lado de Boca, y por parte de la automotrizhubo invitados de lujo: Mikko Hirvonen y Jarmo Lehtinen integrantes del CITROËN TOTAL ABU DHABI WRT.

Las distintas opiniones sobre actividades tan disímiles pero a la vez tan convocantes, identificadas por la misma pasión –ésa que pone a sus seguidores a alentar fervorosamente desde una tribuna o bien al costado del camino–, posibilitó un encuentro muy distendido, rico en anécdotas, donde las bromas fueron el condimento esencial que puso un toque de informalidad; los integrantes de los distintos equipos intercambiaron obsequios.

De esta forma se formalizó una alianza que reúne, por un lado, una institución con el aval histórico de un exitoso recorrido deportivo en el plano local y el reconocimiento alcanzado en el campo internacional. Y por el otro, una marca que incursiona cada vez en más segmentos con mayores aportes tecnológicos, que tiene una fuerte presencia industrial en el país y, en el plano internacional.

Citröen viene desarrollando desde hace mucho tiempo, y como parte de su estrategia de comunicación y marketing en distintos mercados, una relación directa con el mundo del fútbol. De hecho el doble Chevrón es sponsor de la Federación Francesa de Fútbol y la Selección Nacional hasta el Mundial Brasil 2014.