El objetivo era crear un vehículo para todos todos y todas, elegante, práctico, fácil de estacionar, adaptable a distintos estilos de vida y de uso agradable. Para ello, Toyota y Jean-Marie Massaud querían hacer más y crear mejor con menos. En este caso, la reducción del conjunto de recursos y restricciones va de la mano de una mayor capacidad, calidad y placer.

El ME.WE fue concebido como un vehículo eléctrico cuyos motores están integrados en las ruedas del mismo modo que en el i-ROAD, y cuyas baterías se encuentran bajo el suelo, como en el iQ EV. Liberado así de las restricciones de diseño tradicionales, el interior se consagra íntegramente a las necesidades de los cinco ocupantes.
 

Cuenta con una estructura de aluminio revestida de los paneles de la carrocería, fabricados con polipropileno expandido, un material ligero, robusto y reciclable. Así, el peso del ME.WE alcanza sólo los 750 kg, una cifra que representa una reducción de al menos un 20 % en comparación con un vehículo tradicional del segmento B con carrocería de acero. La reducción de la tara se debe básicamente a la diferencia de masa entre los paneles de la carrocería hechos de polipropileno (solo 14 kg) y los hechos de acero.

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES

Dimensiones: largo: 3 440 mm; ancho: 1 750 mm, alto: 1 600 mm
Peso: 750 kg
Chasis: aluminio tubular
Carrocería: polipropileno expandido, que permite una importante reducción del peso con respecto a los paneles de carrocería de acero tradicionales.
Motor y transmisión: un motor eléctrico por rueda [tracción a 2 o a las 4 ruedas]
Batería: integrada bajo el suelo
Aire acondicionado/calefacción: sistema de aire acondicionado de bajo consumo combinado con asientos eléctricos calefaccionados para reducir al mínimo el consumo energético
Sistema desempañador: sistema desempañador de parabrisas (HWD, Heated Windscreen Defroster)