Argentina se encuentra en el podio de la lista de países de América Latina donde más creció la inversión extranjera directa (IED) en el 2012, con un incremento del 27% respecto al año anterior, según un informe elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En total, la inversión en Argentina sumó 12.551 millones de dólares, motorizados en su mayoría por la reinversión de utilidades de firmas extranjeras, que duplicaron su monto respecto del 2011 a raíz de políticas gubernamentales destinadas a preservar el empleo y la producción.

Dentro de la región, nuestro país se ubicó en tercer lugar dentro del ranking de inversión directa en 2012, detrás de Perú -que recibió 12.240 millones de dólares- y Chile -30.323 millones de dólares-, donde la inversión extranjera directa creció 49%, y 32%, respectivamente.

Brasil, en cambio, sufrió una contracción porcentual de la inversión extranjera de 2%, pese a que sigue siendo el país que acapara el mayor volumen en términos absolutos, ya que recibió 65.272 millones de dólares en 2012, equivalente al 41% de los flujos de la región.

Argentina obtuvo en el 2012 una inversión récord de 12.551 millones de dólares, y viene creciendo de manera sostenida desde el 2006 a la fecha, con la salvedad de la corrección a la baja en 2009, producto de la crisis internacional tras el estallido de Lehman Brothers.

Respecto del impacto de la participación de la inversión extranjera en la economía argentina, la misma prepresenta un poco más de 2,3% del PBI, lo cual la ubica casi a la misma altura que su principal socio comercial, Brasil, donde la IED representa 2,5% del PBI.

De los 12.551 millones de dólares registrados en IED en la Argentina, unos 3.708 millones de dólares correspondieron a aportes de capital directo, y los 7.984 millones restantes correspondieron a la reinversión de utilidades.

El crecimiento de la reinversión de utilidades resultó más del doble que el año anterior, gracias a las políticas de restricción de envíos de remesas al exterior.

No obstante el aumento de reinversión de utilidades, la misma representa apenas el 30% de la renta de la inversión extranjera directa generada en el país, por lo que las empresas internacionales enviaron a sus casas matrices el equivalente al 70% de sus ganancias.

De esta forma, los egresos de la renta de IED mantuvieron la tendencia alcista de los últimos años, y alcanzaron los 8.955 millones de dólares, unos 426 millones de dólares por encima del año 2011.

Las adquisiciones y los proyectos de inversión anunciados para 2012 corresponden a los sectores tradicionales de IED.

La Cepal exhibió un listado de "las adquisiciones más importantes", de las firmas extranjeras, "que fueron cambios de propiedad de filiales de empresas transnacionales del sector financiero: Industrial & Commercial Bank of China (ICBC) adquirió el 80% de Standard Bank Argentina (filial de un banco sudafricano), mientras que la compañía australiana QBE Insurance Group adquirió la empresa de seguros del grupo británico HSBC". Asimismo, destacó "el aumento de la participación de capitales brasileños en empresas petroleras y de alimentos", ya que "los proyectos de nuevas inversiones con mayor magnitud estuvieron orientados a la producción agropecuaria; en particular, el grupo chino Chongqing Grain Group que adquirió tierras destinadas a la producción sojera e intenta asociarse con el grupo local Molinos Cañuelas; el fabricante de maquinarias agrícolas John Deere y la semillera Monsanto también anunciaron nuevas inversiones".

Asimismo, "se registraron anuncios por parte de firmas ya residentes, orientadas a la industria automotriz (Daimler AG), a la producción de alimentos (Unilever) y al sector minero (Barrick Gold)", al tiempo que se consignó el anuncio de la brasileña Vale, de retirarse del país con una inversión de 6.000 millones de dólares.