La prioridad estará puesta en que la justicia llegue a los que más la necesitan, como los pueblos indígenas, los sectores campesinos, los trabajadores, los grupos más vulnerables de la sociedad. Todos aquellos que penan por las injusticias que padecen." El párrafo es uno de los últimos del documento final del segundo encuentro de Justicia Legítima, realizado el viernes pasado en La Plata, y que tuvo como uno de sus ejes –junto con la selección popular de magistrados– el acceso igualitario y la incorporación de sectores de la ciudadanía en los lineamientos de la política de justicia.

"Queremos que sea clara la forma en que asume un juez. ¿Por qué tienen que ser privilegiados o 'hijos de'?", gritó una joven.

La heterogeneidad de los participantes fue uno de los rasgos que se repitió en la decena de encuentros regionales por el interior del país, y que en el Teatro Argentino de La Plata se manifestó en los oradores.
 
"Queremos que sea clara la forma en que asume un juez. ¿Por qué tienen que ser privilegiados o 'hijos de'? Venimos por una justicia más plural, no solamente para los sectores más acomodados. ¿Por qué los jueces tienen coronita y no pagan impuestos? Estamos con usted presidenta. Vamos por todo", gritó una joven. Era una de las 30 estudiantes del terciario de la organización barrial jujeña Tupac Amaru.