El gobierno nacional emitió un comunicado en el que responde las últimas denuncias del periodista del grupo Clarín Jorge Lanata sobre la denominada "ruta del dinero K". En el texto emitido por la Casa Rosada, se señala que "la mentira, la infamia, el agravio y el invento de situaciones y hechos con el fin de desprestigiar y descalificar a la Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, por parte del sicario mediático de (Héctor) Magneto y Clarín señor Jorge Lanata ya no sólo no respeta husos horarios, disposiciones internacionales de vuelo, o giras oficiales y públicas de la Presidenta".

En ese sentido, afirma que el emblemático hombre de Magnetto "también viola las más elementales normas de sentido común y razonabilidad".

En el texto, la sede gubernamental afirma que "el sicario mediático de Magneto y Clarín ha venido anunciando para este domingo un show periodístico y mediático sobre la supuesta “ruta del dinero K” con informaciones, imágenes y circunstancias totalmente mentirosas, tergiversadas y de mala fe relativas a la estadía obligatoria por normas internacionales de la Sra. Presidenta de la Nación en la ciudad de Victoria, República de Seychelles". 

Luego el comunicado se refiere a la columna de Lanata del domingo pasado, donde el periodista dijo que, si la Presidenta no acataba las medidas que él sugería, “venía una transición violenta’”, para luego agregar con ironía: “Parece haberse olvidado que hace muy poco tiempo atrás montó un también hipócrita show mediático que movilizó a jueces, fiscales y fuerzas de seguridad en busca de bóvedas, cajas fuertes y cajas de seguridad ubicadas en Santa Cruz, donde supuestamente se guardaban miles de millones de dólares y euros de la mediática “corrupción K”. Denunciantes en sede mediática, que se desdecían al día siguiente en otro canal de televisión y más tarde en sede judicial. Testigos que declaraban una cosa ante periodistas y exactamente lo contrario ante jueces y fiscales o simplemente no aportaban nada. Despliegues judiciales y policiales que allanaron cajas de seguridad de bancos, inmuebles, empresas, depósitos, campos. Periodistas que repetían como loros la mentira, y declaraciones grandilocuentes de políticos que no aportaban más que odio e infamia, sembrando confrontación que luego cínicamente adjudican al gobierno”.

El texto acusa al programa de "montar un circo mediático por una escala obligatoria del avión por razones de seguridad de aeronavegación para descanso de la tripulación, mintiendo descarada y maliciosamente". El comunicado oficial cierra adjuntando una serie de documentos legales que contradicen al informe presentado en la noche del domingo en Periodismo para todos.